0

15 asombrosos usos del alcohol para fricción

  • Deshazte de los bichos y los ácaros de polvo:

Resulta que el alcohol para fricciones es genial para echar a las plagas. Rocía algo de alcohol para fricciones alrededor de tu cama. Deja que se seque por completo y luego usa la aspiradora.

  • Repara tu maquillaje:

Si tu sombra para los ojos y tu rubor se han roto en pedazos, el alcohol puede salvar el día. Rocía un poco de alcohol en el polvo y alísalo con el dedo. Luego, deja que el polvo se seque durante varias horas. Una vez que se haya endurecido, tu rubor o sombra de ojos quedará como nuevo.

  • Deshazte de los malos olores:

Si tus zapatos huelen terriblemente mal, prueba rociarlos con alcohol. Luego, déjalos en un lugar soleado para que se sequen. Esto funciona para cualquier otro artículo que tenga un olor fétido.

  • Empieza a estirar tus zapatos:

¿Te quedan muy apretados tus nuevos zapatos? El alcohol para fricciones puede salvar el día. Simplemente rocía una pequeña capa de alcohol para fricciones dentro de los zapatos y en la suela. Luego, ponte un par de medias gruesas antes de ponerte los zapatos. A medida que caminas, naturalmente tus zapatos se estirarán.

  • Desinfectante de gafas:

Todo lo que tienes que hacer es aplicar alcohol para desinfectar tus anteojos.

  • Un ambientador fácil:

Mezcla de 10 a 15 gotas de tu aceite esencial favorito con una taza de alcohol para fricciones. Luego, vierte esto en una botella con rociador para usar como ambientador.

  • Deshazte de las moscas de fruta:

Rocía alcohol para fricciones en cualquier lugar donde normalmente encuentres moscas de fruta. Esto evitará que vuelvan y matará cualquier mosca que esté presente en el momento.

  • Elimina los residuos de pegatinas:

Si tienes residuos de pegatinas, el alcohol para fricciones puede ayudar. Todo lo que tienes que hacer es remojar el área afectada durante un par de minutos. Después, podrás limpiar fácilmente el residuo.

  • Desinfectante de manos hecho en casa:

Solo necesitas un poco de gel de aloe vera y alcohol para hacer esta mezcla. Mezcla una parte del gel de aloe vera con tres partes de alcohol para fricciones. Si deseas una fragancia especial, agrega algunos de tus aceites esenciales favoritos.

  • Solución para el herpes labial:

¿El herpes labial te está deprimiendo? El alcohol para fricciones puede ayudarte a curarte más rápido. Remoja una bola de algodón en alcohol para fricciones antes de aplicarla en el herpes labial.

  • Deshazte de los piojos:

Para este remedio casero, aplica alcohol para fricciones a tu cabello. Luego, déjalo reposar durante 20 minutos. Para una solución más intensa, sumerge un peine en alcohol de fricción y pásalo por tu cabello después de haberte puesto el tratamiento. Esto ayudará a eliminar los piojos.

  • Elimina la cera del oído:

Este es un remedio casero clásico. Mezcla partes iguales de vinagre y alcohol. Luego, sumerge un bastoncillo de algodón en la mezcla. Cuando insertes este hisopo de algodón en tu oído, la cera se disolverá naturalmente.

  • Limpia tus pinceles de maquillaje:

Puedes desinfectar tus brochas de maquillaje con alcohol para fricciones. Remoja las brochas durante 30 minutos en alcohol para fricciones. A continuación, deja que los pinceles se sequen completamente. Para obtener los mejores resultados, haz este truco una vez al mes.

  • Evita que aparezcan las manchas de sudor:

Si sueles tener manchas de sudor en tu ropa, puedes evitarlas fácilmente con alcohol para fricciones. Este producto doméstico funciona como un antitranspirante. Todo lo que necesitas hacer es limpiar las secciones de tu cuerpo donde suelen formarse manchas de sudor.

  • Alivia los dolores del cuerpo:

Cuando te duelan los músculos, el alcohol para fricciones puede ayudarte. Se sabe que el alcohol para fricciones trae la sangre a la superficie de la piel, lo cual ayuda a que tu cuerpo comience a sanar. También tiene un efecto refrescante que ayuda a relajar los músculos. Para obtener este beneficio, solo tienes que frotar un poco del alcohol dondequiera que te duela.